Especialista explica las 3 instancias más importantes a tomar en cuenta para la prevención y el control de la obesidad en Chile

El 99% de los casos de obesidad son causados por el exceso de comida y la falta de hábitos de ejercicio.

A pesar de que el concepto puede estar normalizado y forma parte de la vida de los chilenos, la obesidad está reconocida como una enfermedad crónica por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de una patología que conlleva implicancias más allá de la forma física, siendo la causal de comorbilidades asociadas como la resistencia a la insulina, diabetes, colesterol elevado, hígado graso, dolores articulares, amnea de sueño, infertilidad y trastornos hormonales en la mujer.

La cifras de obesidad son elevadas en Chile, según datos de la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, el 31,2% de la población chilena tiene obesidad, con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 30 y 39,9 y un 3,2% son obesos mórbidos, cuyo IMC es mayor a 40. Mientras que un informe de la OCDE reveló que el 74,2% de los chilenos tiene sobrepeso u obesidad, declarando a Chile como uno de los países con más sobrepeso y obesidad entre los miembros del foro.

“El 99% de las causas de sobrepeso y obesidad tienen que ver con 2 factores muy simples, los cuales son el exceso de comida y la falta de hábitos de ejercicio”, explicó el médico cirujano especialista en Cirugía Bariátrica Laparoscópica de Nueva Clínica Cordillera, Dr. Juan José Gallardo. Además, el profesional se refirió a la importancia de poner énfasis como sociedad en medidas para el tratamiento integral del sobrepeso y de la obesidad, destacando 3 instancias primordiales de intervención:

  1. Prevención: Intervenciones nutricionales y deportivas serias, que provoquen un cambio conductual en la población, invirtiendo gran cantidad de recursos en programas constantemente autoevaluados y gestionados a nivel central.
  2. Tratamiento: Los programas de tratamiento deben incluir un enfoque médico, psicológico y quirúrgico, siendo gratuitos o altamente bonificados para que la población pueda masivamente acceder a ellos ( los costos estimados anuales de las patologías comórbidas asociadas a la obesidad, superan los 600 millones de dólares).
  3. Post-tratamiento: Es muy importante entender que la obesidad es una condición que se combate día a día por toda la vida, cambiando habitos de forma permanente, por eso es de extrema relevancia que existan programas de mantención para pacientes que hayan terminado sus programas médicos de baja de peso y para aquellos que hayan sido operados.

En tanto, el especialista explicó que dentro de los tratamientos que existen, destacan la banda gástrica, el bypass gástrico y el balón gástrico, entre las cuales la primera es la más efectiva para combatir la obesidad. En tanto, Nueva Clínica Cordillera cuenta con profesionales en la materia, quienes garantizan un completo programa de nutrición, intervención quirúrgica, tratamiento kinesiológico y controles post alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *