Colaciones saludables: Consejos y tips para el regreso a clases

Comparte esta nota en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Según los últimos estudios, la prevalencia de obesidad infantil se cuadruplicó entre los años 80 y 90, llegando actualmente a cifras superiores al 30% lo que nos pone en una situación incómoda y que es necesario conversar, acerca de los alimentos que los niños y niñas ingieren, sobre todo en época de regreso a clases presenciales.

Para Camila Sembler, nutricionista de Nueva Clínica Cordillera, la importancia de darles a nuestros hijos colaciones saludables, radica en que “cuando enviamos colaciones altas en azúcares, grasas y sal, como  bebidas azucaradas, galletas dulces, queques o snack como papas fritas; predisponemos a los  niños a posibles consecuencias negativas para el desarrollo, como obesidad a edad temprana,  resistencia a la insulina, colesterol alto o problemas de movilidad, a los niños les cuesta jugar, correr,  presentan dolores de pies o rodilla, lo que retrasa el crecimiento normal.” Es por esto, que según la profesional es necesario, para un desarrollo integral positivo del niño o niña que se elijan colaciones adecuadas y  más sanas, que incluyan agua, fibra, vitaminas, minerales, sean sin azúcar o bajas en grasas y bajas en  calorías. 

Educar y cambiar hábitos alimenticios

Camila Sembler, nos cuenta que los padres deben tener toda la información nutricional a su disposición para lograr una mejor educación a los más pequeños. “Idealmente, desde que los niños reciben sus primeros alimentos (a partir de los 6  meses), los padres y/o cuidadores, deben exponerlos a una gran variedad de sabores de los distintos alimentos que existen, especialmente frutas, verduras, huevo, pescados y legumbres. A partir del año los niños pasan por diferentes etapas en relación a los alimentos, habrán algunos que  no les gustaran, otros que sí, pero sin embargo, es importante ofrecer de manera constante alimentos  saludables, así los niños desde pequeños conocerán una gran variedad de alimentos y ya en las etapas del jardín o colegio, será menos complicado mantener estos hábitos sanos e incorporar alimentos  nuevos.

Finalmente, la profesional, nos entrega los siguientes tips nutricionales para el regreso a clases de lo más pequeños de la casa:

  • Mantener una alimentación saludable durante el embarazo y la lactancia. 
  • Iniciar la ingesta de alimentos en los niños desde los 6 meses, no antes. 
  • Educar con el ejemplo, es decir, que la familia promueva una conducta alimentaria saludable en el  hogar. 
  • No adicionar sal ni azúcar en las preparaciones 
  • Preferir agua, y no ofrecer jugos artificiales o bebidas gaseosas  
  • Ofrecer comidas variadas, con distintas texturas, colores y sabores.

     

En Nueva Clínica Cordillera, tenemos a tu disposición un completo equipo de nutricionistas para ti.